Trasladar las inversiones hacia Perú y Chile es la última tendencia

Chile and Peru

Dentro de la región latinoamericana, varios países se han destacado en los últimos años por su sostenido crecimiento económico y por convertirse en verdaderos focos de atracción de la inversión extranjera directa. Entre los países latinoamericanos, Perú y Chile se han convertido en dos ejemplos exitosos de economías abiertas que han sabido captar inversión. Cabe acotar que este proceso no es unidireccional. A Perú y a Chile ingresan varios miles de millones de dólares anualmente en forma de inversiones en diversos rubros, pero también estos países invierten entre sí y hacia otros países de la región y del mundo.

Chile and PeruPerú y Chile, como miembros del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y de la Alianza del Pacífico, se han propuesto alcanzar un mayor crecimiento y competitividad en sus economías, así como fomentar progresivamente la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas entre sus territorios. Siendo promotores de la economía de libre mercado, de la libre empresa y del Estado de derecho, ambos países buscan de forma decisiva la atracción de inversiones extranjeras.

A la hora de colocar sus capitales, los inversionistas buscan mercados que ofrezcan estabilidad política y económica, reglas del juego claras, buena capacidad de crecimiento, así como políticas públicas de promoción y facilitación a las inversiones que incluyan la libre remisión de utilidades, la agilidad administrativa y aduanera y los incentivos fiscales.

Chile y Perú cuentan actualmente con un buen clima para la inversión extranjera directa. Sin embargo, antes de decidirse por uno de los dos países, usted debe asesorarse bien y tener en cuenta las diferentes condiciones que le ofrece cada país. En la actualidad, Perú ofrece un entorno laboral más estable y amigable hacia el empresario, y costos frecuentemente menores en relación a Chile. La economía peruana también ha crecido más que la chilena en años recientes.