Trasfondo histórico y cultural: los mapuches

Mapuches

MapuchesSe conocen como mapuches o araucanos a un grupo étnico que, en general, abarca a todos los hablantes de la lengua mapuche. Originalmente habitaban al sur de Chile y Argentina, pero se concentraban sobre todo en el territorio de la actual región chilena de La Araucanía, donde hoy en día un tercio de la población es mapuche. Las tribus mapuches se extendieron por Chile desde Copiapó hasta las islas Guaitecas. Se estima que al momento de la llegada de los españoles al territorio chileno, los pueblos mapuches estaban compuestos por unas 500.000 personas. Según el censo de 2002, actualmente existen unas 600.000 personas que se identifican como mapuches, representando casi un 4% de la población del país.

La lengua mapuche ha sobrevivido, pero se ha alejado mucho de sus dialectos originales debido al contacto con la cultura hispana. Aún así, en los chilenos de hoy en día podemos notar a grandes rasgos el legado cultural de los mapuches, en aspectos como la alimentación, el lenguaje, la toponimia y otros aspectos culturales.

Desde el retorno a la democracia en la década de los ’90, los mapuches se han organizado para exigir al Estado chileno una autonomía jurisdiccional, la devolución de las tierras históricamente pertenecientes a las comunidades mapuches y el reconocimiento de su identidad cultural. Estas exigencias han motivado a los mapuches a protestar tomando tierras ilegalmente e incluso haciendo ataques armados. Existen, en efecto, grupos extremistas mapuches que pretenden luchar por los derechos de su pueblo a través de la vía violenta. Se han registrado intimidaciones y diversos ataques a dueños de tierras en regiones de influencia mapuche, e incluso algunos atentados de índole terrorista.

La población mapuche ha denunciado la violación de los instrumentos legales que protegen los derechos de los indígenas sobre sus territorios. Han protestado contra la construcción de represas y la explotación forestal y minera de vastos territorios en las regiones del Biobío y La Araucanía. En Chile todavía queda mucho por hacer para lograr un verdadero diálogo entre los indígenas y el gobierno.