Pinochet: el político más infame de la historia chilena

Augusto Pinochet

Augusto Pinochet tomó el poder en Chile al dirigir un golpe de estado el 11 de septiembre de 1973, con el cual derrocó al entonces presidente Salvador Allende. Pinochet se mantuvo en el poder hasta el 11 de marzo de 1990, día en que tuvo que cederle el poder a Patricio Aylwin.

Durante el régimen militar dirigido por Pinochet, que duró 16 años, se cometieron infinidad de violaciones a los derechos humanos, especialmente contra los opositores al gobierno. La cifra de víctimas ascendió al menos a unas 35.000 personas. Unos 200.000 chilenos tuvieron que exiliarse, bien sea por motivos políticos o económicos, y un número indeterminado de ciudadanos pasaron por diversos centros de detención clandestinos o ilegales.

Augusto PinochetA pesar de estas nefastas violaciones a los derechos humanos más elementales, muchas personas tanto en Chile como en el extranjero recuerdan los aspectos positivos que tuvo el régimen de Pinochet. Durante el gobierno de Salvador Allende, previo al de Pinochet, Chile se sumergió en graves problemas socioeconómicos, derivados de las erráticas políticas gubernamentales. Las medidas socialistas de Allende generaron grandes desequilibrios económicos, inflación galopante, polarización social, paros, huelgas, crisis institucional, escasez crónica de productos básicos y un duro racionamiento.

El gobierno de Pinochet introdujo reformas drásticas que insertaron a Chile en la economía mundial, adoptando un libre mercado con fuerte presencia del sector privado. Esto se tradujo en altos niveles de crecimiento, bonanza económica y alza en el índice del desarrollo humano. Sin embargo, también aumentaron las desigualdades socioeconómicas y se concentró la riqueza en pocas manos.

El 5 de octubre de 1988 se realizó un plebiscito para decidir si Pinochet debía seguir en el poder hasta 1997, resultando favorecida la opción del No, con un 55,99% de los votos. Así comenzaba el fin de la dictadura Pinochetista y el comienzo de la transición democrática chilena. No obstante, Pinochet se mantuvo como Jefe del Ejército hasta el 10 de marzo de 1998, y luego fue senador vitalicio. Tuvo que enfrentar varios juicios por las violaciones a los derechos humanos, pero falleció a los 91 años, antes de que se le dictara sentencia.